jueves, 2 de marzo de 2017

Las ovejas esperamos a Robin Hood.


Resultado de imagen de robin hood

Como tenemos una tendencia a esperar que otros hagan por nosotros, y no nos ponemos a la labor, pequeña y cotidiana, de mejor la sociedad de que la formamos parte, siempre necesitaremos de "héroes", líderes o padres que nos protejan. La figura paterna representa protección y tal vez por eso algunos necesiten de un rey, o de un Dios...¡ es que solos nos sentimos frágiles!, y como aquello de que "la unión hace la fuerza" no nos termina de entrar por los intereses y educación diferentes, siempre tendremos que recurrir a los líderes que más o menos nos conduzcan como una manada.
La suerte para nosotros sería que alguna vez el nuevo líder no nos traicione, y que si lo hace, tengamos la fuerza y la claridad de hacerlo a un lado. Cosa muy difícil, esta de abandonar y desplazar al líder, pues cuando le damos ese mandato, bajamos la cabeza y vamos detrás de él, repitiendo convencidos sus consignas y mandatos, pero... ¡es lo que hay!. Somos el producto de miles de años de educación y no podemos, ni siquiera imaginar, como podríamos ser diferentes, para que el mundo lo sea, también.
Estamos viviendo momentos muy difíciles, los medios de comunicación y las redes sociales nos dan a entender que estamos desorientados entre la niebla contaminada, mareados en un mundo que gira muy veloz e indecisos por no saber que es cierto y que es falso, ni si los cambios que esperamos pueden ser una realidad. Estos mismos medios de comunicación nos informan tanto, que, por lo menos, ahora si sabemos que nos están engañando desde el mismo momento que nacemos, que todos los conceptos que teníamos por ciertos no son otra cosa que un modo refinado de someternos, que los que proclaman virtud, son peligrosos corruptos, pederastas, ladrones o estafadores, pero... lo peor de lo peor, es que disfrutan azotándonos para sentirse superiores, pastores de ovejas que con sus perros obedientes, bien alimentados y entrenados, nos muerden los garrones para que avancemos, sin saber a donde nos llevan... y lo peor de lo peor de lo peor, es que se ríen de nosotros.
Entonces, como no conocemos otro modo, esperamos la llegada de otro pastor, con la esperanza que nos quiera un poco más, que nos valorice como humanos, o al menos como ganado inteligente y digno de respeto, y así... aparecieron Robin Hood, El Zorro, Chavez, Maduro, Trump y hasta Franco, Videla, Pinochet, Hitler y Musolini, pero todos ellos aparecieron y se hicieron fuertes cuando los pastores de turno, le negaban la comida a sus ovejas y las maltrataban sistemáticamente, y aunque eran conscientes de la mala calidad del ganado, no les preocupaba, porque la cantidad reemplazaba a la calidad e igual las mandaban al matadero, pero lo peor de lo peor, es que además se burlaban de sus balidos de miedo y dolor.
Se necesitan nuevos pastores, nuevos arrieros, que nos traten un poco mejor, que no nos sigan devastando con guerras militares o económicas, que no se burlen del ganado, pues hasta el ganado más dócil.... suele provocar estampidas que se llevan todo por delante.
José Trillo Arán.













No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada